Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 21 de julio de 2014

Lunes de desolación

Hoy es un día depresivo. No sólo porque mi semana de vacaciones dedicada a rascarme recónditas partes de mi anatomía haya tocado a su fin y haya que volver a la triste realidad unas pocas semanas más.Además hay dolorosas razones que hacen de hoy un día lóbrego. Me enteré anoche del fallecimiento repentino del actor Álex Angulo en accidente de tráfico. Una noticia terrible y luctuosa a la que hay que sumar el fallecimiento del norteamericano James Garner.

Descanse en paz

Un fatal accidente de tráfico ha acabado con la vida de uno de los actores que más honradez y ternura emanaba de sus personajes, aunque hiciera de "tubular killer" en "Mirindas asesinas", o del exorcista padre Berriatúa, o de monja en el primer largometraje dirigido por su compañero de "Karraka" (Grupo de teatro) Ramón Barea, que siempre pensó en él para darle un papel en su primera cinta, y va y cuenta la historia de una comunidad de monjas de clausura muy originales. Así convirtió a Álex Angulo en una monjita del convento en "pecata minuta".

El repentino adiós de Angulo es uno de los mazazos de las noticias de hoy, los otros mazazos son el fomento descarado y obsceno de las guerras en Ucrania y Palestina. La sinrazón humana no entiende de piedad, ni niños jugando en la playa, ni aviones comerciales, ni población violentada y obligada a dejarlo todo para no perder, como siempre.

Hoy es un lunes de desolación, como cantaba otro artista fallecido en accidente antes de tiempo en "a media luz"

miércoles, 16 de julio de 2014

Resaca sanferminera

Pues ya se ha acabado la fiesta de Pamplona, para tristeza de muchos de sus paisanos y alivio de otros tantos. Hay mucha gente de Iruña (Pamplona) que elige esa semana de fiesta para largarse lo más lejos de allá que puedan. ¿Que por qué? Porque es una fiesta que ha superado fronteras y buen gusto.

Esos encierros con pasos de semana santa que acaban como fallas (Misión Imposible)

La culpa la tiene Hemingway, que vivía en París y un día acertó a dar una vuelta por tierras navarras. Como a todos los yankees, ver ganado bovino por las estrechas calles de la zona vieja de Pamplona le llenó de excitación, y aún más los ríos de vino que se vertían por todas partes. Ya sabemos lo que le molaba al yankee el "bebercio".

Hemingway en Pamplona dándole al "drinking"

Pues eso, que al andoba no se le ocurre otra cosa que escribir "Fiesta" y a los jóvenes estudiantes norteamericanos, especialmente, a partir de los 80, darse un rule veraniego por Europa se les hace apetecible, empezando por las fiestas de la capital navarra.

Selfies...

Y luego, la peli con Ava Gardner y Tyrone Power, rodada en México con un montón de aztecas morenos que llevan la boina como Marianico el corto y el pañuelo rojo como si fuera una corbata, atrajeron a mucho imbécil.
Pamplona made in California Baja.


Y desde entonoces hacen gilipolleces tales como tirarse de lo alto de la fuente de la Navarrería, llegando más de uno a quedarse tetrapléjico, cocerse como los potajes, montar peleas y citar a los toros de una manera peligrosa en los encierros.

Segundo plano, gilipollas, primero, gilipollas hostiado.

Los encierros están masificados, y  los munipas van sacando a los borrachos de su recorrido, porque hay que ser muy imbécil para querer correr delante de una manada de morlacos de 500 kilos "mamao" como Nati Abascal. Pero eso es lo malo, que la gente se cree que se puede estar uno toda la noche de juerga y salir a las 8 de la mañana con las facultades físicas y psíquicas intactas sin hacer eses. Menos mal que para eso están los pastores, que con sus varas se dedican a zumbar a los capullos que llaman al toro por detrás o lo cogen de la cola. Hay más heridos por vara de pastor que por asta.

Los de verde protegiendo a la res de los capullos

Yo vivía a 90 kms. de Pamplona y en esas fechas solíamos contar a la ingente cantidad de guiris que llevaban pañuelico rojo al cuello por las calles donostiarras como si fuera normal, y es que lo hacían por dos razones: Una era creerse que todo es Pamplona, incluso Vladivostok, y dos, enseñar al resto de los mortales que "ellos venían de allí".

Encierro y luego tomatina (Aún no han llegado a la batalla del vino de Haro)

Y los yankees, con eso del alcahol a raudales, y de haber creído que todo está permitido en Pamplona, las peleas, las violaciones y el comportamiento de impresentable beodo, lo ven tan excitante que prueban a copiar estas fiestas en su tierra, mezclado con la tomatina de Buñol y el carnaval de Río de Janeiro.

"Mi atenuante para la agresión es que estaba borracho, señoría, y ella, también"

Así, el último herido grave, en coma, de estas fiestas ha sido un paisano acosador de la ciudad que tuvo la mala idea, porque hay que ser cabrón, de querer propasarse con la novia de su agresor del país de Hemingway . El yankee imputado le soltó un puñetazo, por defender a su novia, que acabó con el acosador en el suelo, dándose  un fuerte golpe de la cabeza. Ya tenemos a otro cretino pedo que se cree que todo está permitido en Pamplona, zumbar a terceros e incluso abalanzarse sobre mujeres. Y ahora el yankee está en libertad sin pasaporte, pero claro, con esta nueva ley de "justicia universal" lo soltarán enseguida, a pesar de que defendiera a su novia. Y es que lo del americano es grave, pero lo del comatoso no es más inocente. Yo que la yankee, lo denunciaba.

viernes, 11 de julio de 2014

La peli jamaicana más famosa

Hoy traigo a zinéfilas, con eso de estar en sanfermines y que casi me pilla el toro, una peli de la que hablé hace ya unos cuantos años, pero que se trata de todo un referente para los amantes del reggae y los emigrantes jamaicanos por lo largo y ancho de sus residencias obreras en EEUU o Reino Unido.

Cartelico colorista

Se trata de "the harder they come" (Más dura será la caída) de 1972. Cine jamaicano de país recientemente independizado de los dominios de su graciosa majestad británica.

Cantando con el cigarrico

El productor de esta cinta de 1972 no es otro que el avispado Chris Blackwell, el ex-ayudante del gobernador británico de Jamaica, cuando aún era territorio de su graciosa majestad. El mismo Blackwell que llevó a la estridente niña Millie Small a grabar "my boy lollipop" a Londres, que se asoció con Virgin records, sacando la filial Island records, de la cual se difundió al mundo, por ejemplo, la archirreconocible voz de Bob Marley con sus Wailers. Pero antes de tío Bob hubo, y hay, un fantástico músico jamaicano que producía exitosos hits como si fueran churros, que no es otro que el protagonista de esta cinta: Jimmy Cliff.

Millie Small,con su vocecica,cantando en las Inglaterras por obra y gracia de Blackwell:




Cuenta la historia de Ivanhoe, "Ivan" Martin, Jimmy Cliff, que llega desde su pueblo del interior de la isla a Kingston, la capital, a un barrio chabolista. Desea hacerse cantante de reggae, pero hay mafias en todo, en la música también. Si quiere grabar un disco, debe ceder los derechos de las canciones al productor. Quiere triunfar, pero sólo encuentra caminos ilícitos, como es la distribución de marihuana. Así su vida se centrará en gángsters, tiros y muerte. La banda sonora es espectacular.  Quizá sea lo mejor de la cinta, ya que la historia, aunque original,está grabada con pocos medios y un poco deslavazada, pero los momentos dramáticos con la chica de la historia tienen cierta ternura. 

Ivan y Elsa; amor chabolista

Enseña algo de la vida de los pobres de Jamaica, los negros, claro. Aparte del temazo que da nombre a la peli, también suena, como ya he dicho,  el conocido "many rivers to cross", "you can get it if you really want", y el "pressure drop" de Toot & the maytals, y el "shanty town" de Desmond Dekker....La música es lo mejor de la película, sin duda.



Si os gusta el reggae de la época no os perdáis la oportunidad de ver la cinta.

jueves, 10 de julio de 2014

Sexismo deportivo

Polémica inconcebible a costa de la vestimenta (Más bien desnudez ordenada por la autoridad) de las jugadoras de balonmano-playa en un campeonato celebrado en Suances (Cantabria). De los 22 equipos, 21 fueron amonestados por llevar ropa deportiva, como la que lleva cualquiera que desee practicar un deporte. Resulta que hay una normativa internacional que obliga a las jugadoras,pero no a los varones, a llevar sólo braga y top para jugar al balonmano-playa.

Amonestación por no enseñar cacha.

Muchos se toman el deporte femenino como algo menor, pero lo que es de vergüenza es que la propia federación española de balonmano obligue, a partir del 2015 a ir vestidas en ropa interior alas jugadoras de este deporte. Y no es sólo que parece que deseen el fomento de este deporte para que los espectadores calienten sus genitales viendo a las jugadoras semivestidas, sino que desprecian dos cosas fundamentales: una, la comodidad delas propias jugadoras obligándoles a utilizar prendas que , debido a su tirantez, y como resultado de los movimientos aeróbicos, se insertan en los pliegues de la piel,con lo incómodo que resulta sacarte las bragas del culo, cada vez que la goma se empeña en entrometerse entre los glúteos, que se lo pregunten a Rafa Nadal,que,como gesto habitual acaba sacándose el calzoncillo del orto, como decía del Potro. Y dos,y aún más indignante ¿Cómo se atreve la federación de balonmano a aplicar normativas incompatibles con la dignidad de las deportistas?

Si no van en pelotas es por diferenciar los equipos

¿Están las federaciones deportivas regidas por rijosos y salidos que se toman el deporte femenino como un espectáculo para que se les alegre el badajo? ¿Qué clase de consejo superior de deportes tenemos que concede aplicar tales normativas vergonzantes?

Juzguen ustedes el inconcebible y bochornoso discurso del señor de la federación, Francisco Blázquez,  que hablaba de estética,diferente entre masculina y femenina,claro, en el programa "la ventana" de la cadena ser:


Y aquí,el consecuente cabreo de la federación vasca de balonmano que está pensando abandonar las competiciones si la normativa europea, desigual y acosadora se hace efectiva.

Me recuerda a la peli de Penny Marshall, "ellas dan el golpe",  donde a las jugadoras de béisbol se las obliga a llevar vestiditos minifalderos y el personaje de Geena Davis, al verlo, afirma tener que verse obligada a jugar en cuclillas. Ellas se matan por jugar en serio y la federación no las toma en serio.

Nadie pregunta a las jugadoras, porque,como mujeres, no se considera que tengan capacidad de decidir,como en nada en esta vida. Se presupone que la smujeres no pensamos y sólo estamos para que nos miren y decidan por nosotras.

martes, 8 de julio de 2014

8 de julio, día de peñas

Hoy es 8 de julio. Hace unos años a estas alturas estaría aún durmiendo, o quizá desayunando chocolate con churros, vestida con mi blusa lila que es el color de mi peña sanferminera. Me está invadiendo una agridulce marea nostálgica, no ya porque esté a quinientos kilómetros del lugar que evoca mi recuerdo, sino porque estoy aún más lejos de aquellos años en que disfruté tanto.



Haber acabado el bachiller, el curso correspondiente de la carrera o haber solicitado vacaciones para poder ir a Lesaka, que es como se llama ese pueblo de 2.000 habitantes, en el valle del Bidasoa. Un pueblo que el fin de semana de fiestas multiplica su población por cuatro, porque a él llegan de acampada muchísimos jóvenes de Gipuzkoa y Bizkaia inundando de tiendas de campaña los prados de Mastegi.

Zubigainekoa, baile del siglo XV

Un ambiente alegre y festivo durante los cinco días que establece el ayuntamiento con sus actos oficiales del programa de fiestas y el ambiente sano ( y no tan sano) de las noches por el centro del pueblo. Esas cenas de cuadrillas de amigos en las que se canta y se ríe, y también se come. Esos bocadillos de lomo con pimientos en las txoznas (casetas que funcionan como tabernas, gestionadas por asociaciones de todo pelaje), esas noches de baile en el Maula o el Ziobi que, año tras año ponían la misma música, no así en el Atxaspi, antes de ser un hotel rural con encanto, que tenía una amplia selección de vinilos, o el Zialdo, que siempre ofrecía música africana, o cualquiera de los dos Saski (el zahar o el berri, según donde trabajara mi hermano, que se llevaba su música a cuestas y gracias a él se podía escuchar a Hertzainak, Kortatu, AC/DC, el Lennon, un bajo acondicionado como bar que tenía cierto encanto, en la plaza Bittiria, y un inconfesable aroma a cannabis...Hasta que llegó la revolución cultural de internet y la música se bajaba sin tener que recurrir a cassettes con música de hace varios veranos, y entonces cada bar se renovaba.

Cartel de este año

En el bar de debajo de casa, que no cerraba para nada, se llegaba a oír el "strawberry fields for ever" de los Beatles a la hora de la siesta. A veces venían mis amigos de Donostia a pasar las fiestas con nosotros, mis hermanos y yo, y la casa era una especie de campamento gitano. Hasta algún conocido que nos encontrábamos, instalado en las tiendas de campaña,  subía a ducharse a casa.

 Por ahí ando...

Y hoy es día 8, el día de las peñas. Después de las vaquillas en la "plaza zaharra", y del vermut, subiremos al restaurante casero Iru Bide a comer, y por el camino, entre los vendedores ambulantes de la calle Bittiria, compraremos pistolitas de agua, gorros, globos de agua, o en su defecto, condones, y cuando, a eso de las cuatro y pico, mientras por la tele dan el tour de Francia, subirán los vendedores ambulantes, aprovechando nuestra cocida a vendernos gorros estrafalarios, y, a eso de las seis, bajaremos todas las peñas a ritmo de los Napoleones hacia el Onin regados por cubos de agua y mangueras que nos sacarán por todo el recorrido, y especialmente desde la panadería.

Bajando Bittiria street

Y hoy me invade la nostalgia, a saudade, como me decía ayer un amigo por el facebook, y entonces me llegan mensajes privados de mis amigos, vía facebook o whatsapp, de que les invade la misma nostalgia, y confesamos que lo echamos de menos y nos echamos de menos, y me vuelven a decir que el año que viene me esperan para comer con la peña y bajar al pueblo por el barrio Bittiria, mi barrio a ritmo de los napoleones. Y volver a ver a mis amigos y amigas y pasarlo tan bien como hace veinticinco, veinte, quince, diez años.



Felices fiestas.

viernes, 4 de julio de 2014

Ballena a la vista

Y sigo gorreando pc por no tener....La verdad es que hace años que no tengo pc propio ya que el que compré con mis dineritos se lo regalé a mi hermano mayor y mi cuñada y allí sigue -creo-en mi barrio de toda la vida. El que suelo usar, aunque ahora mismico no puedo, es el pc de mi niña.

Estuvimos no hace mucho en mi ciudad, y de allí, prometido que lo tenía desde hace años, fuimos a comer pescado a Getaria (Y a Zumaia,claro) Tiene gracia que en Zumaia se hayan pasado la vida llevándonos a los chavales de la provincia a ver el flysch en excursiones escolares, para explicarnos qué es esta especie de hojaldre geológica que se adentra en el mar,con tantos millones de años que tiene, y ahora, lo que más se acuda a ver no es el flysch de las narices, sino la ermita de San Telmo, que está sobre estos acantilados, por culpa de la peli "ocho apellidos vascos".

Bueno, a lo que iba, resulta que explicaba que la costa vasca estaba romanizada, desde Oiasso (Probablemente Irún) hasta Menosca,pasando por Itzurun (Zumaia) y Getaria (Cetaria). Por cierto,que hay dos en menos de 50 kms. Una en Gipuzkoa, pueblo natal de Elkano, y otra en la costa labortana. Getaria, era, como su propio nombre indica, un lugar donde se trabajaba la ballena (El cetáceo). Y es que la pesca de la ballena fue,hasta que se extinguieron por culpa nuestra una industria muy propia del lugar. Hasta en un monte donostiarra hay una roca donde dicen que se avistaban ballenas.

Peña de ballenero en Ulía

Por eso las dos Getarias lucen en su escudo sendas ballenicas. Y por eso, en estos pueblos hay afición por el remo de banco fijo en esas falúas estrechas y alargadas. Son el medio más rápido de llegar a por la ballena avistada. Ahí nacieron las regatas de traineras. Quien llegaba primero a la ballena se la quedaba. Como siempre, el deporte para los vascos nace del curro.

Y así me ha venido a la cabeza la historia de la última ballena (Cuyo esqueleto luce en el aquarium donostiarra) avistada y cazada en Orio el 14 de mayo de 1901, tal y como dice la canción de Benito Lertxundi:



Para el que esté interesado en la letra, aquí

Los "ñoñostiarras" Duncan Dhu sacaron un tema de sabor ballenero: "entre salitre y sudor"



El grupo folk Sorotan Bele sacó su tema ballenero "atalaiaren gainean":



Letra y traducción.

Pero, claro,no hay que olvidar que una de las obras claves de la literatura universal, que cuenta la vida de la persecución de una ballena "Moby Dick" de Melville, también tuvo su temita musicado por Led Zeppelin.Versión corta.




miércoles, 2 de julio de 2014

Música de cocina

Estos días no paro delante del PC por motivos diversos, y adversos. Espero que en breve pueda acceder con la cotidianidad acostumbrada, pero, de momento, es imposible, lo cual seguramente alegre a algún lector disconforme de este blog, y es que como decía aquél torero "hay gente pa tó".

Mientras tanto me entretengo haciendo de descubridora de nuevas formas de vida limpiando el frigorífico. Cada vez que entro en la cocina asalta  mi memoria un cancionero concreto. Mientras me afano por adecentar la encimera y la campana salta a mi memoria "la chica de Ipanema" por eso de Olha que coisa mais linda, mais cheia de graça, y es que,como a garota do Ipanema,la cocina suele estar llena de grasa.

Pero estoy con el frigo y esas miguitas que se quedan por baldas y cajones. Claro que esto de desmotar la distribución del frigo tiene su tema musical propio. Cuando hay que montarlo otra vez y colocar los alimentos para su conservación tarareo esa musiquita que viene acompañando a ese videojuego soviético que tantos adeptos tuvo en su día: "el tetris"

Un frigorífico de escaparate.Sin vida interior.

Eso por no hablar de que,dentro de los alimentos a conservar a corto o largo plazo, es decir, para decidir si van a la nevera o al congelador, suena el primer hit de Julito Iglesias:"la vida sigue igual". Y es que "las sobras quedan, las gentes se van" sobre todo después de la cena del viernes. Lo que no sobra es cava.

Y después de esta reflexión doméstica y musical, me despido hasta otra, que espero que sea en breve. Saludos.